Lo último:

Nos tropezamos con el SARS-COV2, pero supimos y pudimos levantarnos de nuevo, y aquí estamos después de dos largos años de obligado parón, disfrutando de un feliz día para todos, la graduación del curso 2021-2022 celebrada el pasado sábado 18 de Junio. 

 

Lo mejor, haber podido ver las caras de felicidad de los niños mirando a sus padres practicar Karatedō con ellos, recibiendo su diploma de pase de grado y su nuevo cinturón. Vimos tanto a niños como a adultos cara de felicidad, tras haber superado un año de retos.

 

Lo que no se vió, pero se pudo apreciar, el funcionamiento de un equipo, que trabaja sin descanso, como un reloj suizo, pero con absoluta discreción, y con la íntima satisfacción del deber cumplido. Gracias a todo el equipo, a los alumnos, y a los padres, que año tras año, confían en nosotros para la formación de sus hijos.