I Torneo de go-moku

 

7 de junio de 2024

 

El pasado viernes 7 de junio, como colofón a los talleres de gomoku, celebramos en nuestra sede social el primer torneo de go-moku JKACantabria, bajo la supervisión del Maestro Hattori.

 

No hicieron falta muchos preparativos. Los participantes han sido asistentes habituales a los talleres de esta actividad, así que:

 Las partidas se sucedieron, las caras de concentración, las risas, ¡Cómo no!, emoción y expectación, todo a la vez. Podemos imaginar un gigantesco tablero de go-moku  como un universo donde cada ficha tiene vida propia, en cada una tiene lugar una partida,   y todas se desarrollan simultáneamente.

 

 

Después de reñidas pugnas y ajustados triunfos llegó el final, y después de la entrega de premios, la tradicional foto de familia.

 Gracias todos lo que hicisteis posible la celebración de este torneo y enhorabuena de nuevo a los cuatro ganadores.

 

                                           

 Taller de pintura.

 

Figuras manga 3D

 

24 de mayo de 2024.

 

 

 

 

 

 

Gracias a La Zurda Tattoo por su desinteresada colaboración.  Gracias una vez más a todos los asistentes. 

 

                                       

Taller de bonsai

17 de mayo de 2024

 

 

 

El pasado viernes, 10 de mayo, Tomás Bustamante regaló a JKA Cantabria una magnifica clase sobre el arte del bonsái.

 

Tomás se definió a si mismo como un veterinario de profesión que en sus ratos de ocio cultiva el arte del bonsai. El desarrollo del taller nos mostró un auténtico maestro, y a la par un hombre afable y sencillo. Una pequeña muestra de sus obras es más expresiva que el currículo más extenso.

 

  Imágenes de algunas de las obras de Tomás Bustamante, mostradas por el autor en el taller.

 

Comenzó su exposición con una Brevísima historia del Bonsai. Su nacimiento en China en la provincia de Shaanxi, hace 1300 1500 años y su posterior introducción en Japón. Su vinculación en esta primera etapa japonesa a las clases más altas. Durante la época Meiji, se sientan las bases del bonsái moderno

 

En el siglo XIX el arte del bonsái se muestra en occidente, a través de las grandes exposiciones universales de Viena de 1873 y l París de 1878.

 

Con el siglo XX comienza la globalización del bonsái. Tiene lugar por primera vez la exposición de bonsai Kokufu-ten,  que se celebra anualmente desde 1934 en el Museo de Arte Metropolitano de Tokio. Se produce  la concentración de todos los viveros de bonsái en el barrio de Omiya, en la ciudad de Saitama.

 

 

Finalizó esta  introducción destacando a tres maestros: John Naka, Daizo Iwasaki y Saburo Kato. De este último, a  quien se refirió como su maestro japonés comentó que solía decir: "En una maceta cabe todo el universo."

 

Tras esta breve introducción histórica, expuso en primer lugar los principios que rigen el arte del Bonsai, en la cultura japonesa:

 

  • Valorar lo asimétrico.
  • Valorar lo efímero.
  • Valorar el espacio vacío.
  • La belleza de la imperfección.
  • Números impares.
  • Armonía con la naturaleza.
  • Los árboles saludan al espectador.

 

En la última parte de la jornada, explicó los  diversos trabajos que requiere el cultivo del bonsái a lo largo de su desarrollo, los cuidados y las diferentes técnicas, Aderezando la charla con diversos principios que inspiran este arte.  Así nos dijo: “Cuando podamos una rama, la alumbramos o trasplantamos un árbol, estamos continuando una tradición de más de mil años.” En otro momento de la charla manifestó: “Cada cultivador posee una parte creativa que transmite al árbol. Será mejor o peor pero su diseño llevará su sello personal.”

 

Habló de  podas, defoliados, trasplantes, abonados... y el paso del tiempo, que también hace su trabajo. Mostró los distintos tipos de macetas, todo un mundo, y de abonos. Narró, con ayuda de diapositivas, la pequeña historia de tres creaciones suyas… con ayuda  de la naturaleza.

 

Tomás finalizó el taller entregando una pequeña planta a cada asistente, con un encargo muy concreto, “cuidadlo para que no se seque” – nos dijo – “dentro de cuatro meses veremos que se puede hacer.”

 

Ese día, los asistentes pudieron vislumbrar un destello del alma japonesa a través de la ventana que Tomás nos abrió con su magnífica disertación.

 

El mes de mayo nos trajo también un nuevo encuentro de Go-moku, el pasado viernes 17. Próximos eventos del mes:

 
 El día 24,  taller para los más jóvenes.  El día 31, inicio del curso internacional.

 

 

 

 

Abril 2024

 

¿Quién me ha robado el mes de abril?  Así suena el lamento de un popular tema de finales de los años 80 del pasado siglo. ¿Quién me ha robado el mes de abril? ¿Cómo pudo sucederme a mí?, insiste la letra. 

En JKA Cantabria nadie nos ha robado el mes de abril. Todo lo contrario, ha sido pródigo en eventos:

   

Torneo JKA Cantabria

 

                                                                 Celebración familiar.

 

 

El mes de abril nos trajo nuestro torneo anual, en este caso el VI Torneo JKA Cantabria, aunque realmente no es un torneo al uso, es una reunión familiar

 

El torneo anual, al igual que la ceremonia de graduación, son las dos celebraciones en las que toda la familia JKA Cantabria se reúne en torno a un tatami.

 

 

 

El torneo es una celebración familiar, porque allí nos reunimos todos, chicos, jóvenes y mayores… ¡todos!. Todos con sus respectivas tareas: los competidores, los que están en mesas de control, los jueces, los colaboradores que ordenan y organizan a los competidores, los médicos, Transportes NJR con un inestimable y desinteresado apoyo logístico y también todo el público que nos acompaña. Todos trabajando juntos para mostrar y difundir la práctica del Karate-do, y también para mostrar que es JKA Cantabria.

 

 

Creemos en el Karate-do como disciplina que proporciona tanto beneficios físicos como valores éticos. Así lo puso de manifiesto nuestro presidente Siro Castrodeza en la presentación citando al maestro Gichin Funakoshi, “El último objetivo del karate no reside en la victoria o en la derrota, sino en el perfeccionamiento del carácter de sus participantes”

 

Nuestro torneo, aunque competición, como también expuso nuestro Presidente al público asistente, no busca fomentar la competitividad, sino la adquisición de competencias: la confianza en uno mismo, el deseo de superación, el respeto.

 Por eso, nunca mejor dicho, lo más importante en nuestro torneo es participar. Eso significa salir al tatami delante de un tribunal y delante de un público, eso implica hacer lo que uno sabe lo mejor que sabe, darlo todo, eso implica es suma enfrentarse a uno mismo: el combate más duro.

En el torneo se mostraron todas las modalidades de competición en Karate-Do, la kata, el combate preestablecido y el combate libre, pero también las reglas ceremoniales, la formación ordenada, el saludo como muestra de cortesía, la adecuada compostura.

 

En un torneo hay que determinar unos ganadores y repartir pequeños trofeos, so pena de deslavazarlo. Algunos tienen que ser los primeros. Este es su álbum:

 

 

 

 

Pero…en nuestro torneo, sin que ello sea en demérito de los ganadores, meritorios, muy meritorios, son todos los participantes:

 

 

El día 19 el mes de abril nos trajo un nuevo presente. Esta vez bajo la forma de:

 

 

 Taller de Shodo.

 

 

El 19 de abril JKA Cantabria organizó otro taller de shodo, dirigido por nuestro compañero y presidente Siro Castrodeza.

 

El shodo es la caligrafía japonesa. La palabra caligrafía nos evoca de forma automática un cuaderno y un bolígrafo, la tediosa tarea de repetir frases y frases para conseguir una letra legible. Pero la caligrafía es algo más, es un arte, y el shodo la expresión más refinada de ese arte.

    Es un arte muy difícil de adquirir y perfeccionar, requiere  una larga práctica,  requiere tinta y pincel, pulso y paciencia. Además el idioma japonés posee tres formas de escritura, el katakana, el hiragana y los kanji, lo que dificulta aún más el aprendizaje.

                      

Se comenzó practicando en la denominada hoja de agua. En este caso no es necesario utiliza tinta, basta con mojar el pincel en agua y al entrar en contacto con la hoja aparece el trazo como se su hubiera escrito con tinta. Pasado un tiempo el papel se seca y el trazo desaparece. Esto permite repetir muchas veces el ejercicio en la misma hoja.

 

En la hoja de agua, debían copiarse los caracteres de los  silabarios  katakana y hiragana.  Los caracteres del silabario  katakana se componen de trazos duros y más rectos. El silabario hiragana es de trazos más suaves y redondeados, y por tanto un poco más difíciles de plasmar.

 

La siguiente serie de ejercicios tenían por objeto los kanjis. Se mostró a los asistentes una hoja ilustrando como se inicia el trazo y como se finaliza. Y después en otra hoja se representaban los trazos básicos de los kanji, para que los asistentes los copiaran en la hoja de agua de forma repetida.

Realizados estos ejercicios llega la prueba de fuego. En una hoja de papel de arroz, con tinta hay que reproducir un kanji. Aquí no caben errores, un solo trazo, la corrección o incorreción del mismo equivale a expresar un concepto o escribir algo ininteligible.

No se pretende con esta actividad que los asistentes dominen la caligrafía japonesa, es solo una introducción, pero sí que se familiaricen con su refinada ejecución, que puedan lograr pintar un kanji, que exprese toda la fuerza y delicadeza de su autor. A juzgar por las imágenes, los asistentes habituales se esfuerzan para conseguirlo.

 

 

Finalmente, el mes de abril nos obsequio con la grata presencia del Maestro Hattori, dirigiendo un nuevo taller de:

 

 Go-moku

 

El día 26 cerramos las actividades del mes abril con un taller de gomoku dirigido por el Maestro Hattori que de nuevo nos honró con su presencia.

 

Este taller, habitual en nuestra programación, se está convirtiendo ya en un encuentro o jornada mensual de jugadores de Go-moku, con una asistencia muy fiel.

 

Se notaron algunas ausencias de participantes asiduos, también hubo caras nuevas. En todo caso un grupo de socios con ganas de disfrutar del juego y también, como no, de aprender.

 

Como ya viene siendo acostumbrado, no hubo muchos preparativos de charlas introductorias. Ruido de sillas, tableros y fichas sobre la mesa… y a jugar.

 

Intercambio de comentarios, de risas, preguntas de quien dudaba…

El Maestro jugando con todos, enseñando a la par que jugaba, disfrutando con  nuestros socios más jóvenes,  derramando, como parte de la enseñanza del taller, bonhomía y sabiduría.

El Go-moku, ya se ha dicho anteriormente en esta web, a pesar de sus reglas sencillas, es un juego de estrategia difícil y complejo. Los beneficios de su práctica saltan a la vista: favorece la concentración y la lógica. Por sus reglas sencillas es apto para cualquier edad, y gratificante. Por eso animamos a nuestros socios más pequeños a que se acerquen a algún encuentro mensual para comprobarlo.

 

Todo esto nos trajo el mes de abril, que gracias al esfuerzo de todos, nadie nos la robado. Mayo nos trae nuevas actividades:

 

  • Curso de iniciación al bonsái.
  • Nuevo taller de Go-moku
  • Taller de figuras 3D

 

Gracias a todos por acompañarnos a lo largo de este mes. Todos juntos hacemos JKA Cantabria.